La artritis/osteoartritis una patología muy común

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones. Normalmente, está localizada en las manos, las rodillas, la cadera o la columna vertebral.

La artrosis provoca dolor, inflamación e impide que se puedan realizar con normalidad algunos movimientos tan cotidianos como cerrar la mano, subir escaleras o caminar.

La osteoartritis es una enfermedad de las articulaciones o coyunturas que afecta principalmente al cartílago. El cartílago es un tejido resbaladizo que cubre los extremos de los huesos en una articulación. Este permite que los huesos se deslicen suavemente el uno contra el otro. También amortigua los golpes que se producen con el movimiento físico.

 Cuando se produce la osteoartritis, la capa superior del cartílago se rompe y se desgasta. Como consecuencia, los huesos que antes estaban cubiertos por el cartílago empiezan a rozarse. La fricción causa dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación puede perder su aspecto normal. Además, pueden crecer espolones alrededor de la articulación. Algunos pedazos de hueso o de cartílago pueden desprenderse y quedar atrapados dentro del espacio que existe en la articulación lo que causa más dolor y daño.

Las personas con osteoartritis a menudo tienen dolor en las articulaciones y limitación de movimiento. A diferencia de otras formas de artritis, la osteoartritis sólo afecta a las articulaciones y no a otros órganos internos. La artritis reumatoide, que es el segundo tipo de artritis más común, afecta a las articulaciones y a otras partes del cuerpo. La osteoartritis es el tipo de artritis más común.

A medida que la OA empeora, se pueden formar espolones óseos o hueso adicional alrededor de la articulación. Los ligamentos y músculos alrededor de la articulación pueden volverse más débiles y más rígidos.

¿Quien tiene riesgo de padecer Osteoartritis?

  • La OA tiende a ser hereditaria.
  • La edad
  • Tener sobrepeso aumenta el riesgo de osteoartritis en las articulaciones de la cadera, la rodilla, el tobillo y el pie, debido a que el peso extra causa más desgaste y ruptura.
  • Las fracturas u otras lesiones articulares pueden llevar a la osteoartritis posteriormente en la vida. Esto incluye lesiones al cartílago y los ligamentos en las articulaciones.
  • Los trabajos que implican arrodillarse o estar en cuclillas durante más de una hora al día o que implican levantar objetos, subir escaleras o caminar aumentan el riesgo de OA.
  • La práctica de deportes que implican un impacto directo sobre la articulación (fútbol americano), torsión (baloncesto o fútbol soccer) o lanzar también aumentan el riesgo de OA.

Síntomas de la osteoartritis.

  • Rigidez en una articulación al levantarse de la cama o después de estar sentado por mucho tiempo
  • Hinchazón o sensibilidad al tacto en una o más articulaciones
  • Sensación de ruptura o el crujido de huesos rozando el uno contra el otro.

No existe una prueba específica para diagnosticar la osteoartritis. La mayoría de los médicos usan varios métodos para diagnosticar la enfermedad y eliminar la posibilidad de otros problemas, tales como:

  • Examen físico
  • Radiografías
  • Otras pruebas tales como análisis de sangre o exámenes del líquido de las articulaciones.

Avances científicos

Esta patología no solo afecta a las personas con el envejecimiento sino que va muchos mas allá del deterioro del envejecimiento por tanto los estudios están encaminados a la detección de esta enfermedad de forma temprana para frenar su evolución. Las investigaciones se están centrando en el estudio de:

  • La implicación de los genes.
  • La ingeniería de tejidos; es decir, una forma especial de cultivar cartílago para reemplazar el cartílago lesionado
  • Una amplia variedad de estrategias de tratamientos.
  • Medicamentos para prevenir, detener o revertir el daño en las articulaciones
  • Terapias complementarias y alternativas.
  • Vitaminas y otros suplementos.
  • Ejercicio y pérdida de peso para mejorar la movilidad y reducir el dolor.

Prevención

  • La dieta juega un papel importante en la prevención y disminución del progreso de la osteoartritis en caso de que se presente. Los niveles adecuados de vitamina C reducen hasta en un 30% el riesgo de la osteoartritis, los niveles de vitamina D, disminuyen el progreso de la enfermedad, los antioxidantes proveen defensas contra la lesión tisular y protegen el deterioro del cartílago, omega 3, curcuma, bromelina (corazon de la piña) reducen la inflamacion.
  • Mantener un peso adecuado es básico para evitar la sobrecarga articular y por ende el deterioro del cartílago, especialmente en la cadera y rodilla.
  • Practique ejercicio regularmente. 
  • Mantenga una higiene postural óptima.
  • Realice revisiones regulares con un profesional para determinar si existe o no algún síntoma y la enfermedad pueda ser ataque precozmente.
  • Use siempre calzado adecuado.
  • Si practica algún deporte, cuide sus articulaciones. Use algún vendaje o preventivo de ser necesario.

¿Como tratamos la artrosis en deportistas? 

La mejor actitud es la prevención de la misma: ergonomía postural, hábito de actividad física/salud, adecuada hidratación, alimentación y descanso. Con todo lo citado se puede atenuar, minimizar, el desarrollo de este proceso natural en el ser humano y que acontece desde el 1º movimiento de este.

El tratamiento en deportistas   podemos contemplar varias alternativas, una adecuada educación ergonómica/postural/gestual en la vida cotidiana; práctica de actividad/ejercicio físico personalizado; alimentación nutritiva; apoyo biológico/toma de complementos y /o suplementos nutricionales específicos e individualizados; actuaciones médicas (rehabilitación- terapia manual, infiltraciones, cirugía…etc.) y farmacológicas acorde a cada sujeto. Leer mas->

Tratamiento del terapeuta manual

El terapeuta manual debe aumentar fortalecimiento muscular alrededor  de la articulación, prevenir aun mas el deterioro articular y disminuir al dolor, con lo que, por ende, se aumentara la funcionabilidad del área afecta.

  • Educación al paciente en cuidados caseros y posturales.
  • En periodos de cris se utiliza crioterapia para reducir la inflamación y el dolor.
  • En periodos de no crisis, se utiliza calor para disminuir la rigidez articular y el dolor.
  • Masaje de la musculatura periarticular que puede contraerse fuertemente.

En la actualidad existen muchos tipos de masaje, sin embargo, los más recomendados para las personas con Osteoartritis son:

  • Masajes de punto gatillo o de presión. Se centra en la presión de los punto gatillo miofasciales, que son puntos altamente irritables al dolor, que a la presión generan dolor que se disemina o extiende siguiendo un patrón determinado.
  • Masaje sueco. Es el tipo de masaje más conocido. Consiste en ejercer movimientos realizados en sentido contrario a la circulación, es decir, en dirección al corazón.
  • Masaje shiatsu. Se aplica presión rítmica con los dedos en diferentes partes del cuerpo vinculadas a la energía vital, llamada Qi.

Son muchos los beneficios que el masaje ofrece a este tipo de patología ya que aumenta el flujo de la sangre y oxigeno a la parte del cuerpo tratada mejorando su curación.

  • Mejora el dolor ya que relaja a los músculos que rodean las articulaciones, disminuyendo la rigidez y permitiendo una mejor movilidad.
  • Aumenta el flujo sanguíneo a las articulaciones afectadas, trayendo oxígeno que ayudan a la curación.
  • Ayuda a eliminar las sustancias inflamatorias en la zona afectada,  que se suman al dolor y la inflamación articular.
  • Aumenta la relajación, disminuye el estrés y provoca una sensación de bienestar.
  • Estimula la conexión mente-cuerpo, dando lugar a una actitud mental más positiva.
  • El masaje es una opción natural, segura y no invasiva.
  • Mejorará la flexibilidad y movilidad de las zonas afectadas.
Especialidad: 
Noticia Destacada: 
NO

 

TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR

Este documento resume el conocimiento actual sobre las lesiones d

El dolor lumbar es una de las principales causas de discapacidad en los Estados Unidos. 

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones.

La espondilitis anquilosante o anquilopoyética (EA) es una enfermedad cronica reumática que causa inflamación de las articulaciones de la column