La alimentación influye en la calidad del semen y la fertilidad

La infertilidad es un problema mundial de salud pública, que afecta a 15% de las parejas en edad reproductiva.

Los factores masculinos, incluyendo la disminución de la calidad del semen, son responsables de aproximadamente el 25% de estos casos. El patrón de dieta, los componentes de la dieta y los nutrientes se han estudiado como posibles determinantes de la función del esperma y / o la fertilidad.

Hasta ahora se sabe que una patrón de dieta que incluya todos los grupos de alimentos, frutas, verduras, legumbres, pescado, huevos etc. es la mas recomendable para una buena salud general lo que va a contribuir a menor cantidad de problemas de infertilidad.

Los hábitos de vida sedentarios también tiene mucho que ver con la concepción así como el estrés por lo que en la actualidad muchas clínicas reproductivas aconsejan a sus clientes cambiar su hábitos realizando mas actividad física, la terapia conductual y el yoga para reducir el estrés, así como reducir el consumo de alcohol y cafeína, o incluso proporcionando algún tipo de recomendación dietética con el fin de mejorar la calidad del semen y las posibilidades de fertilidad, a pesar de la falta de evidencia científica probada sobre el papel de la dieta en los parámetros espermáticos.

Actualmente investigadores de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y del Institut d’Investigació Sanitària Pere i Virgili (IISPV), han llevado a cabo la primera revisión sistemática de todos los estudios observacionales existentes en la literatura científica que relacionan los diferentes componentes de la dieta con la fertilidad masculina y la fecundabilidad, es decir, la probabilidad de concepción por ciclo menstrual.

Lo resultados de esta revisión indican que la adherencia a una dieta saludable podría mejorar los índices de calidad y la fecundidad de semen. La dieta mediterránea cumpliría con los requisitos de dieta saludable ya que es un plan de alimentación con una gran riqueza en nutrientes.

Los nutrientes (vitamina E, vitamina C, β-caroteno, selenio, zinc, criptoxantina y licopeno) y otras vitaminas (vitamina D y folato), y un bajo consumo de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans se asocian a una mejoría de la calidad espermática. Así como lácteos bajos en grasa, pescados, verdura, fruta, cereales. Sin embargo se relaciono el consumo de alcohol, tabaco, carnes rojas procesadas, alimentos ricos en soja y cafeína con menor calidad del semen. Leer->

Especialidad: 
Noticia Destacada: 
NO

 

TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR

Hasta ahora no se conocían los mecanismos moleculares por los que la exposición pre y posnatal a la nicotina afectan al desar

Un trabajo publicado en la revista Nature Communications indica que la separacion de la madre en la infancia provoca alteraciones en la m